Cuida tu boca y tus dientes

La salud bucodental es algo que muchas veces pasamos alto. Lo más normal es que solo acudamos a la consulta de un odontólogo cuando nos duele algo o hay una patología clara como un flemón o la rotura de un diente. Sin embargo, para prevenir que sucedan enfermedades más graves, lo ideal sería visitar a un profesional con cierta regularidad para que nos tenga controlados y los pequeños problemas que estén surgiendo no vayan a más.

Pero además de salud propiamente dicha, un odontólogo también puede cuidar nuestra estética. A nadie se le escapa que vivimos en una sociedad en la que la imagen manda, y no hay nada peor que una sonrisa fea. Por eso, más allá de los implantes para dientes que no están en la posición ideal, lo que se está poniendo muy de moda es blanquearse los dientes. Ya sea por el consumo de tabaco, café o simplemente falta de cepillado, los dientes tienden a perder su blanco natural, pero por suerte tienes opciones para hacer un blanqueamiento dental barcelona.

Los centros especializados ofrecen diferentes técnicas para blanquear los dientes. El blanqueamiento tradicional se ha venido realizando con peróxido concentrado, cuya eficacia está más que probada y permiten tener una blancura durante mucho tiempo. Otra técnica común es la del láser. Se aplica un gel en los dientes durante varias sesiones y poco a poco los resultados van saliendo a relucir, nunca mejor dicho. Hoy en día, los famosos están optando por otro método, que es el de las carillas dentales. Se aplican sobre los dientes y el resultado es excelente. Por último, la manera más rápida de conseguir un blanqueado efectivo es la que utiliza composite, una mezcla de cerámica y resina.

Obviamente, una vez aplicado el blanqueamiento con cualquiera de las técnicas anteriores, lo ideal es cuidar los dientes al máximo para que no vuelvan a amarillear y tener que pasar por el mismo proceso. Para ello, hay que adoptar una serie de rutinas que mantengan nuestros dientes limpios. Deberías cepillarte los dientes después de cada comida para que no quede nada de placa bacteriana en los dientes. También se recomienda utilizar hilo dental para limpiar esas zonas a las que los cepillos convencionales no son capaces de llegar. Asimismo, utilizar enjuagues bucales con alta concentración de flúor también ayuda.

Del mismo modo, además de ser constante con el cepillado día a día, también es muy recomendable acudir a la clínica dental al menos una vez al año. No solo te harán una revisión para ver que todo está en orden, sino que te harán una limpieza de dientes profesional. Ellos cuentan con productos e instrumentos mucho más efectivos para eliminar el sarro, y te darán consejos sobre cómo limpiarte de la manera más eficiente.

Por último, no descuides tu aliento. La halitosis está directamente relacionada con una higiene dental, así que si quieres que tu aliento esté fresco siempre y no quieres molestar a los demás con tu olor bucal, no olvides tu cepillado diario y utilizar un buen colutorio para refrescar la boca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *